Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar su experiencia. Al usar este sitio web, usted acepta el uso de cookies. Haga clic en el botón para consultar nuestra Política de privacidad.

Osteopatía

Home Osteopatía

Osteopatía

¿Qué es la Osteopatía?

La palabra osteopatía proviene del griego; OSTEON (hueso) y PATHOS (efectos venidos del interior), no es por tanto una afección local del hueso, sino la influencia de la enfermedad (considerándola como la restricción de movilidad) en el organismo.

La Terapia Funcional Osteopática no es por lo tanto una simple técnica de tratamiento reservada a algunas indicaciones terapéuticas, sino que es un modo de aproximación al paciente susceptible de ser tratado en un gran número de problemas de salud.

La Terapia Funcional Osteopática se considera como un tratamiento completo en unos casos o únicamente como un complemento en otros.

El diagnóstico Osteopático está constituido por: un interrogatorio, un examen clínico médico clásico, exámenes complementarios, técnicas de palpación específicas de la terapia funcional Osteopática (apreciación de las tensiones tisulares y de los movimientos articulares). Cuando se percibe una restricción de movilidad, hablamos entonces de lesión o disfunción Osteopática.

La osteopatía es una forma de tratamiento de todo tipo de enfermedades a través de la estructura del cuerpo. En osteopatía decimos que la estructura determina la función. Cuando una función se encuentra mal se intenta normalizar esa estructura. Con osteopatía puede tratarse un dolor de espalda pero también las migrañas, una tendencia a la bronquitis o un problema de hígado o de estómago.

¿Qué tipos de tratamientos Osteopáticos hay?

Existen distintos tipos de tratamientos osteopáticos:

OSTEOPATÍA ESTRUCTURAL
Se dedica al restablecimiento del aparato músculo-esquelético y de la postura, centrándose en la columna vertebral y otras articulaciones y traumatismos.
Es la parte de la osteopatía que se enfoca en problemas relacionados con el sistema músculo-esquelético y se basa en una serie de técnicas cuyo objetivo es restablecer la falta de movilidad ya que esto es lo que provoca la disfunción o problema en el organismo.

OSTEOPATÍA VISCERAL
Dedicada al tratamiento de órganos y vísceras, mejorando la función de estos mediante manipulaciones para conseguir un mejor funcionamiento.

OSTEOPATÍA CRÁNEO-SACRAL
Se basa en que los huesos del cráneo no están soldados sólidamente sino que hay un micro movimiento o flexibilidad a través de las suturas que separan los huesos. La técnica cráneo-sacral trata de liberar y facilitar el movimiento a través de las membranas meníngeas y el líquido cefalorraquídeo.
Puede emplearse para tratar disfunciones de la cabeza y la cara, neuralgias, jaquecas, cefaleas, vértigos, inflamaciones e infecciones, etc..

Efectos básicos de la Osteopatía

Entre las enfermedades o dolencias que mejor responden al tratamiento osteopático podemos destacar las siguientes

Problemas musculares y esqueléticos: Dolores de columna vertebral, esguinces, lesiones lumbares, lesiones cervicales, tendinitis y contracturas. Lesiones deportivas.
Problemas viscerales: Hernia de hiato, inflamación abdominal y diarrea.
Problemas esqueléticos: Hombro, pie y rodilla. Patologías del pie.
Problemas musculares: Lumbalgias y ciaticas.
Problemas neurológicos: Eunoresis.

Osteopatía Pediátrica

La Osteopatía está especialmente indicada en niños, ya que la etapa desde el nacimiento hasta la pubertad es la que más acusa las influencias internas y externas. Al ser en estos años donde la evolución y crecimiento es aún un hecho, donde numerosas estructuras están en formación y consolidación, es el tiempo donde la Osteopatía puede aportar ventajas definitivas.
El niño tiene unos potenciales altísimos de adaptación y corrección. Estos son aprovechados por el osteópata, para incidir de forma sutil, suave, nada agresiva y con un profundo respeto hacia la naturaleza innata del niño.
La Osteopatía es como la Homeopatía dos disciplinas que pueden ayudar al niño en numerosas patologías y que no presentan ningún efecto secundario ni nocivo.
Entre las enfermedades que se benefician más del tratamiento osteopático podemos destacar las siguientes: Entre las enfermedades o dolencias que mejor responden al tratamiento osteopático podemos destacar las siguientes: Alineación y corrección de la columna vertebral.
Desviación en caderas, rodillas y tobillos.
Contracturas musculares degenerativas.
Dolor cervical y problema de hombro.
Problemas de la esfera craneal: Traumas, malformaciones, cefaleas y migrañas.
Problemas respiratorios: Catarros, bronquitis y mucosidad.
Problemas digestivos: Cólicos y diarreas.
En el caso de los bebés, la Osteopatía resulta útil para el tratamiento de diferentes patologías.
Alteraciones traumáticas óseas, tales como subluxación congénita de cadera, problemas del paladar asociados al labio leporino (en el trabajo sobre el maxilar postquirúrgico), deformación craneal, etc.
Otras alteraciones “no traumáticas” como: Mala oclusión dental, problemas de succión de leche materna, cólicos, reflujo gastroesofágico, estrabismo, sinusitis.
Problemas de vías respiratorias: bronquiolitis
Estreñimiento / Diarrea
Problemas de comportamiento y aprendizaje
Trastornos del sueño
Hiperactividad
Escoliosis, etc.

¿Qué es la Osteopatía?

Para cualquier consulta, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Horario

Martes - Jueves 10.00 – 14.00
Martes - Jueves 16.00 – 20.00
Resto de días Consultar
Vacaciones Cerrado

Reservar una cita

Pueden reservar cita a través de nuestra aplicación.

Cursos

Osteopatia Estructural desde €
Acupuntura desde €
Método Terapeútico integrativo desde €

Terapias

Acupuntura desde €
Homeopatia desde €
osteopatia desde €
Biologia desde €
Terapia neural desde €
Hipnosis clinica desde €
Acropuntura desde €
Auriculoterapia desde €
Laserterapia desde €
Abrir chat