Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar su experiencia. Al usar este sitio web, usted acepta el uso de cookies. Haga clic en el botón para consultar nuestra Política de privacidad.

Homeopatia

Home Homeopatia

Homeopatia

¿Qué es la homeopatía?

La Homeopatía es un método terapéutico para la prevención, alivio o curación de enfermedades utilizando medicamentos homeopáticos. La homeopatía es eficaz para prevenir y tratar tanto enfermedades agudas (gripe, tos, diarrea, crisis de migraña, contusiones etc.) como crónicas (alergia, dermatitis, asma, afecciones reumáticas, ansiedad etc.), en infecciones de repetición (garganta, oídos, ginecológicas, urinarias….), e incluso en cuidados paliativos (control de síntomas como dolor o estreñimiento y alivio de efectos secundarios como las nauseas de la quimioterapia…).

En homeopatía, y especialmente en enfermedades crónicas, el objetivo es ir más allá del alivio de los síntomas que van apareciendo, se busca ayudar al paciente a restablecer globalmente su equilibrio natural. Para ello, el médico homeópata en la consulta tendrá en cuenta, además de los síntomas o problemas de salud que presenta el paciente, su constitución física y su forma de reaccionar y sensaciones frente a la enfermedad, además de factores de mejoría o de empeoramiento. Por eso se dice que el tratamiento, en homeopatía, es más individualizado.

¿Cómo se usa la Homeopatía?

La consulta a un médico homeópata, normalmente, incluye una extensa entrevista y una evaluación de los síntomas del paciente. Los problemas de salud anteriores, la historia clínica familiar, los patrones de sueño, las preferencias alimentarias, el temperamento y las pautas conductuales serán anotadas por el médico. A partir de estos datos, el homeópata realiza un perfil del paciente, y determina el tratamiento.

Además, estos medicamentos tienen la ventaja de que en general, no presentan contraindicaciones, interacciones medicamentosas ni efectos adversos relevantes relacionados con la toma del medicamento, por lo que se recomiendan habitualmente para todo tipo de pacientes, incluso niños, embarazadas y enfermos polimedicados.

Según el caso, estos medicamentos se utilizan solos, en exclusiva, o junto a otros tratamientos, sobre todo en enfermedades crónicas. En este caso, la utilización de los tratamientos homeopáticos asociados a los convencionales, permite en muchos casos, bajo supervisión del especialista, reducir la medicación convencional y/o sus efectos secundarios.

La homeopatía ha surgido como una alternativa complementaria a la medicina convencional, que cada vez genera más confianza entre la población. Según los últimos datos ofrecidos por la Comisión Europea, actualmente 100 millones de europeos la utilizan y, en España, el 30 por ciento de la población recurre a estos medicamentos con asiduidad. Según las estadísticas, en los últimos años, su utilización ha aumentado casi un 4 por ciento y, dentro de este crecimiento, se observa un claro aumento de lactantes y niños. En una publicación británica sobre la práctica homeopática en Noruega, se dice que 1 de cada 4 consultas al homeópata, en 1998, correspondió a niños entre 0 y 9 años. Eso se debe a que muchos padres perciben esta medicina como segura, inofensiva y sin efectos tóxicos. Se puede administrar a bebés recién nacidos, previa consulta médica.

Efectos básicos de la Homeopatia

Entre las enfermedades que se beneficias más del tratamiento homeopático podemos destacar las siguientes:
Problemas otorrinolaringológicos y bronquiales, otitis, sinusitis, amigdalitis, bronquitis y asma.
Problemas osteo-articulares, traumatismos, esguinces, contracturas, caidas, golpes, contusiones y fracturas oseas.
Infecciones urinarias.
Problemas dermatologicos: escemas, acne, verrugas, dermatitis y erupciones cutaneas.
Molestias de la dentación.
Estado de ansiedad, alteraciones del sueño y depresión.
Migrañas, cefaleas y dolores de cabeza. Diarreas, vómitos, trastornos del sueño y alteraciones en el comportamiento.

Homeopatía Pediátrica

Los tratamientos homeopáticos pediátricos están especialmente indicados por su eficacia, rapidez y seguridad, además de su fácil e inocua administración por la vía oral y la ausencia de efectos secundarios. Los compuestos homeopáticos no afectan a la digestión, no producen alergias y no disminuyen las defensas.

Se trata de una medicina natural que fortalece las defensas de los niños, ya que actúa de forma similar a las vacunas, ayundando también a prevenir enfermedades. Actualmente existen líneas específicas de remedios para niños en los laboratorios homeopáticos modernos y viene siendo una tendencia cada vez más utilizada, incluso en la sanidad pública en países como Francia o Alemania.

Son numerosas las enfermedades y síntomas que se pueden tratar con Homeopatía, en muchas ocasiones el tratamiento es curativo y en algunas es paliativo en caso de que la enfermedad sea ya irreversible.

Demostrada la eficacia de la Homeopatía

Para cualquier consulta no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Horario

Martes - Jueves 10.00 – 14.00
Martes - Jueves 16.00 – 20.00
Resto de días Consultar
Vacaciones Cerrado

Reservar una cita

Pueden reservar cita a través de nuestra aplicación móvil.

Cursos

Osteopatia Estructural desde €
Acupuntura desde €
Método Terapeútico integrativo desde €

Terapias

Acupuntura desde €
Homeopatia desde €
osteopatia desde €
Biologia desde €
Terapia neural desde €
Hipnosis clinica desde €
Acropuntura desde €
Auriculoterapia desde €
Laserterapia desde €
Abrir chat